¿15 DÍAS EN AGOSTO?

UN POCO DE CIELO EN UNO MISMO

Operación salida, grandes atascos, accidentes, aglomeraciones, playas y puntos de interés turístico abarrotados, vuelta a casa con grandes caravanas en la entrada de las ciudades,… ¡VAYA VACACIONES!

Viajar por gusto nos hace ilusión, activa la magia del cambio de humor, costumbres, comida y hasta de lengua. Quizá también de moneda, y seguro que representa un cambio de valores. Empezamos a viajar con la imaginación, planificando y disfrutando por adelantado de paisajes, de nuestros rincones favoritos, y de sensaciones que nos regeneran. El viaje es mágico más que por la distancia física que se recorre, por el descubrimiento interior que nos asombra. Y así, por ejemplo, un instante cualquiera nos hace saborear el ritmo de una escena cotidiana de algún lugar como algo extraordinario.
El mayor exponente de viaje que nos trasforma es la peregrinación: hay personas que proyectan en su destino un camino de esfuerzo intenso y de reflexión profunda sobre su vida. En esa forma de viajar hay un sentido mágico que lo impregna todo, terminando por integrarse con el viajero. La ayuda que tradicionalmente se presta a los peregrinos muestra el respeto por esa inquietud humana de cambio, solidaridad que minimiza incomodidades y hace llevaderas ciertas penurias del camino.
Sin llegar a tanto, podemos plantearnos un cambio a la medida de nuestras posibilidades, yendo a la comarca de al lado, al pueblo más lejano de nuestra comunidad o a las Antípodas. El objetivo es volver con la maleta llena de experiencias y anécdotas que nos permitan ser turistas por un momento en nuestra propia tierra, incluso darnos una vuelta por nuestra casa como quien redescubre un territorio.
15 días de vacaciones en agosto, ¿pero cómo?
En el polo opuesto al peregrino de verdad está la versión tan extendida entre nosotros de salir de vacaciones los mismos días, a los mismos destinos que todos los demás, y queriendo vivir donde estemos como nosotros sabemos, casi imponiendo hábitos y costumbres. Los atascos y aglomeraciones están asegurados a la ida y a la vuelta, y regresamos casi más estresados que nos fuimos. Ya en el extremo tenemos al turista que hace la fotografía para decir que estuvo allí, en ocasiones hasta sin apearse del bus turístico.
Los antiguos romanos denominaban genius loci al espíritu del lugar, que descubrimos en nuestras sensaciones si nos damos el tiempo necesario para sentir el suelo bajo los pies y respirar, saborear su fruta o escuchar a los lugareños. No es preciso informarse de toda la historia y detalles geográficos, simplemente basta con abrirse a la experiencia para impregnarse del momento presente, como cada uno guste.
Ir despacio nos garantiza una experiencia de calidad, impregnándonos del sabor de ese momento a nuestro ritmo. Las vacaciones son sinónimo de pausa, un tiempo de calidad sin las obligaciones rutinarias, ¿no?.
Un lugar de descanso del ritmo habitual no está necesariamente en el hecho de marcharse a un lejano país, donde como es normal, querremos visitar casi todo lo visitable, volviendo exhaustos y, si hay cambio horario, faltos de sueño.
Tampoco se trata de viajar con todo lujo, sino de encontrar el lujo en el ir a nuestro ritmo, despacio. Porque el lujo como objetivo puede tener un efecto de anestesia, ya que garantiza que todo estará impecablemente presentado y con frecuencia nos impide descubrir lo más simple. Comprar viajes con la fórmula de paquetes organizados con todo detalle al más alto nivel puede parecer una garantía de seguridad sin imprevistos, pero también adormece la percepción del lugar y sus gentes.
Siempre será mejor un viaje con experiencias humanas que compartir que un viaje con el típico souvenir, objetos que acaban siendo un trasto al cabo de un tiempo. Viajar de verdad nos hace más sencillos, más capaces de agradecer lo ajeno y de saborear lo propio. Todavía mejor si hay aventuras o propuestas inesperadas.
UNOS DIAS PARA VIVIR EN PRESENTE
Autor: José Javier Pedrosa es experto en salud psicosocial, dirige L’Astragal.
Ilustración: DANI, periodista y dibujante.

El artículo me da la oportunidad de traer aquí este vídeo de 15 Días en Agosto, un corto de Edu González. Tiene ya algunos años, pero creo que en la situación actual nos viene muy bien.

Escucharlo en el PODCAST del canal lastragal 2.0

Te lo ofrecemos este verano en uno de los balnearios más antiguos de Europa

Dolor de espalda y emociones

El dolor de espalda es uno de los más comunes, y las emociones pueden ser el origen de estos dolores

Reproducida de 20 MINUTOS.ES  Versión resumida por Juan Pundik

Para la doctora María Isabel Heraso, jefa de servicio de la Unidad del Dolor del Hospital San Francisco de Asís de Madrid, las emociones son el principal origen de los problemas de espalda. Para la especialista, autora de Vivir bien sin dolor de espalda, se puede hablar de un ‘triángulo del dolor’ en el que intervienen las alteraciones del ánimo (desánimo, animosidad), la mente (pensamientos tóxicos: ansiedad, miedo o estrés) y físicas (dolor y enfermedad) que lleva a una combinación física y emocional.

¿Cómo actuar cuando el dolor comienza? La doctora Heraso señala los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando el dolor de espalda empieza a hacer acto de presencia en nuestras vidas: Aunque sea un dolor leve o una pequeña lumbalgia no hay que dejarlo pasar: si no se solucionan las causas que lo han motivado el dolor seguirá presentándose y probablemente empeorará. Entender el dolor como una llamada de atención ante posibles problemas: el cuerpo emplea un lenguaje no verbal para avisarnos de que algo no va bien en nuestras vidas, apunta la doctora.

El estrés en la vida personal y laboral y los desajustes emocionales pasan factura, apunta la doctora. Heraso recomienda acudir en un principio a un fisioterapeuta o a un osteópata antes que acudir a la consulta de un traumatólogo o un neurocirujano. Realizar ejercicio físico: aunque no todo el mundo puede hacer natación, uno de los deportes más beneficiosos para la espalda, sí existen ejercicios que nos pueden ayudar.

Resistirse a la operación. Según señala la doctora, una vez que se pasa por la operación se puede generar fibrosis postquirúrgica por la cicatrización interior y aparecer un nuevo tipo de dolor. Y nada de paracetamol Cuando se presenta una lumbalgia común aguda son muchos quienes echan mano de los analgésicos. Ahora, un estudio que publica The Lancet acaba de mostrar que ante el dolor de espalda el paracetamol tiene la misma eficacia que un placebo.

Según un equipo de investigadores del Instituto George para la Salud Global de la Universidad de Sídney, el paracetamol es eficaz para “otros estados de dolor” pero no en las molestias lumbares, la primera causa de invalidez en el mundo. “Estos resultados sugieren que el paracetamol no influye para nada en el tiempo de restablecimiento de una lumbalgia común aguda”, asegura el autor principal del artículo, el doctor Christopher Williams.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

ADIOS AL ESTRES POSTURAL

45062-miniportada

III Congreso Internacional de Inteligencia Emocional y Bienestar

 

18 al 21 de mayo en Zaragoza

Echa un vistazo al programa:                                                                                                                           seguro que encuentras temas y profesionales de tu interés

Nosotros participamos el viernes 19 a las 18’30 h. en el simposium

Bienestar y productividad en las organizaciones

junto a Pilar Cáncer, Ana Alonso y Pedro José Ramos-Villagrasa

video del congreso

EDUCANDO CON ATENCION PLENA: Mindfulness y educación

“La facultad de traer de vuelta a la atención dispersa, una y otra vez, es el origen del juicio, el carácter y la voluntad. Nadie es dueño de sí mismo si no posee esta facultad. Una educación que desarrolle esta facultad sería la educación por excelencia.” Williams James.

Eso es lo que nos facilita Mindfulness:

educar nuestra atención de forma consciente.

educar-es-cosa-del-corazon

 Colaboración con AULAS FELICES

INICIATIVA EMPLEA:

EDUCANDO CON ATENCION PLENA                                      Curso para facilitar las cosas en el aula    

OBJETIVOS :
  1. Conocer el concepto de mindfulness y los posibles beneficios de su utilización en contextos educativos.
  2. Desarrollar habilidades de conciencia corporal y de autorregulación emocional mediante prácticas formales e informales de mindfulness.
  3. Conocer distintos ejercicios de mindfulness aplicables en educación infantil, primaria y secundaria.
  4. Facilitar el diseño de intervenciones para la etapa y nivel educativo de interés para el participante.